El ombú de Faín.
Árboles singulares.




Junto a la entrada de una antigua hacienda de olivar, el Cortijo de Faín, “resiste” al pie de la carretera que une Arcos con Algar uno de los árboles más excepcionales de cuantos podemos ver en la provincia de Cádiz: el Ombú de Faín.

El ombú (Phytolacca dioica L.), también conocido como bella sombra, es un árbol originario de Argentina y otros países de América del Sur, una especie “exótica” en nuestro territorio, lo que acrecienta su singularidad. De gran tamaño y de rápido crecimiento, estos árboles son muy longevos, pudiendo alcanzar los 15-20 metros de altura, si bien este ejemplar apenas sobrepasa los 5 m. El ombú suele tener un tronco corto y grueso y como sucede con el que crece en Faín, se ramifica desde la base en varios troncos muy anchos. En este caso, algunos de ellos se han dañado, habiéndose formado en el interior de su tronco un gran hueco donde se aprecia su deterioro. Desde la base emergen sin embargo numerosas varas y pequeños troncos que aseguran nueva vida a este viejo ejemplar. Su madera es relativamente blanda, por lo que sus ramas se desgajan con facilidad y, como puede observarse, su tronco se ha ahuecado pudiendo llegar a pudrirse parcialmente.

Su gran tamaño y la peculiar forma de su base confieren a este árbol su singularidad, por lo que no es de extrañar que fuera incluido en el Catálogo de Árboles y Arboledas singulares de Andalucía. Sus dimensiones bastarían para considerarlo como uno de los árboles mas destacables de la provincia, presentando un perímetro de tronco, medido a 70 cm. del suelo, de más de 10 metros. Si tomamos como referencia las medidas del tronco en su base, el perímetro supera entonces los 14 metros. La copa del ombú es extendida, con una proyección (superficie de “sombra”) que supera los 50 m2. Sus hojas son simples y alternas, de un lustroso e intenso color verde, de forma ovalada y borde liso, pudiendo alcanzar los 10 cm. de longitud. En ellas llama la atención el nervio central, muy marcado. El follaje de la copa, por lo general, presenta un aspecto denso. La gran incógnita es la edad aproximada del árbol, que puede remontarse al siglo XIX.

Junto al árbol se levantó un monolito con una sencilla cruz y en los últimos años se han ajardinado sus alrededores, por lo que se ha ocultado parcialmente su vista desde la carretera. Sin embargo, no será difícil localizarlo ya que se encuentra junto a la entrada del Cortijo de Faín, una magnífica hacienda rodeada de olivos, de cuya existencia se tiene noticia documentada ya en el siglo XVII y que ha sido remozada recientemente como hotel rural. La visita al ombú de Faín, singular por tantos motivos, podrá así complementarse con un recorrido por el cortijo y sus alrededores.

Aquí puedes ver otros artículos sobre Árboles singulares "entornoajerez"...
Otras entradas sobre Flora y fauna "entornoajerez"...

4 comentarios :

Satie dijo...

Monumento natural, sí señor.

P Vázquez "ORIENTADOR" dijo...

Me alegro de verte Agustín.

Nicolas Iribarne dijo...

Me siento muy orgulloso, por tener un ilustre arbol fuera de mi país, como Argentino.

Nicolas Iribarne dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
 
Subir a Inicio