Un Monumento Natural: El Pinsapo de las Escaleretas


Sierra de 'Las Nieves'
A nuestros amigos Juan Manuel Grilo y Yiye Melero

Los lectores que, como nosotros, sientan admiración por los árboles, a buen seguro que sabrán apreciar especialmente aquellos ejemplares que se han incluido en el Catálogo de Árboles Singulares de Andalucía por sus características sobresalientes. De algunos de ellos hemos escrito ya en este blog. Ocupando un escalón superior en este grupo selecto de árboles singulares, se encuentran aquellos que, por sus excepcionales valores, han sido reconocidos como Monumentos Naturales de Andalucía. Nuestra visita de hoy tiene como objetivo acercarnos a uno de ellos: el Pinsapo de las Escaleretas, que crece en las laderas del Cerro PinsapoAlcojona, en el término municipal de Parauta, en un hermoso paraje perteneciente al Parque Natural Sierra de las Nieves.

Para llegar hasta el lugar donde crece este “monumental” pinsapo, hemos salido de Ronda en dirección a San Pedro de Alcántara. Tras recorrer aproximadamente 12 km., dejaremos a la derecha el cruce de Parauta para seguir, unos 2,5 km más, hasta encontrar a la izquierda de la carretera, el desvío hacia el Parque Natural de la Sierra de Las Nieves. Desde aquí, una pista forestal en buen estado nos conduce, entre un monte adehesado de encinas y pinos de repoblación, hasta el cortijo de La Nava (finca con alojamientos rurales), para continuar el

Ramas de pinsapoRamas de pinsapo
Brácteas de piñasPiñas de pinsapo

ascenso hasta un paraje en el que nos encontramos una bifurcación. En este punto dejaremos los coches, tras recorrer algo menos de 7 km desde el inicio de la pista. El camino de la derecha asciende hacia Los Quejigales (a 2,7 km.), mientras que el de la izquierda, (en dirección a Tolox) Sierra de Las Nievesdesciende por las laderas de la sierra hasta La Escalereta (2,4 Km).

Iniciamos así nuestro paseo, caminando cómodamente por esta pista y disfrutando de las magníficas vistas que, a nuestra derecha, nos ofrecen las faldas del pico Alcojona (también conocido como Cerro Alcor, de 1420 m.), en las que crece un denso bosque de pinsapos. A los pies de este cerro de perfiles cónicos, en el fondo de un pequeño valle, vemos el caserío y los prados Cerro Alcojonade la finca La Nava. A la izquierda del camino se alzan las verticales paredes de las laderas de solana de las moles montañosas que conforman el núcleo de la Sierra de las Nieves: el Alcazaba y el Torrecilla (1.919 m.). Este último, es la cumbre más alta de la provincia de Málaga y durante buena parte del invierno puede verse cubierto de nieve.

En algunos puntos del camino, magníficos ejemplares de pinsapo salen a nuestro encuentro, como Bosque. Llano de la Lagunaanticipo del bosque que nos espera y que ya intuimos cuando, tras cruzar un pinar, llegamos a la zona conocida como Llano de la Laguna, donde la pista se adentra ya en un bosque cerrado y denso. La luz se filtra tamizada entre las copas de los pinos, de los pinsapos, de los quejigos… haciéndonos sentir una indescriptible sensación de paz. Apenas hemos recorrido unos centenares de metros por el bosque, un cartel nos indica el desvió (a la derecha) hacia el “Sendero de las Escaleretas” que, tras recorrer algo más de 500 m. por el bosque de pinsapos, nos lleva hasta el Pinsapo de las Escaleretas.

El paraje es fácilmente reconocible por el mirador que se ha instalado para contemplar, desde una perspectiva adecuada, el monumental pinsapo. Un panel informativo nos aporta los datos básicos de este árbol singular hasta cuyos pies no nos resistimos a bajar, y Señalización de rutasal que llegamos fácilmente a través de las grandes lajas de piedra caliza que, a dispuestas a modo de escalones, descienden hasta el bosque. Esta curiosa formación rocosa, que pone al descubierto los estratos horizontales de caliza, ha bautizado a este paraje y al Pinsapo, con el nombre de “Las Escaleretas”.

Y ya junto a su enorme tronco, bajo su sombra protectora, admirando sus imponentes ramas principales y la densa maraña de su copa… permanecemos en silencio. Y nos preguntamos qué feliz conjunción de sucesos se ha producido para que siglos de incendios y de rayos, de pastoreo, de hacha y carboneo, de insectos y hongos parásitos, de talas para los astilleros de la Marina… no hayan acabado con este maravilloso árbol.

Pinsapo de las EscaleretasDesde el 23 de noviembre de 2001, el Pinsapo de las Escaleretas fue declarado Monumento Natural de Andalucía, por “los valores naturales relevantes de carácter biótico que reúne”, que es tanto como decir que se le sitúa en el más alto escalón de protección. Y no es para menos ya que este soberbio ejemplar, al que se le calcula una edad entre los 350 y los 500 años, destaca por las grandes dimensiones de su tronco (de 5,10 Pinsapo de las Escaleretasm. de perímetro medidos a 1 m. del suelo) que supera 1,60 m. de diámetro. Su altura (26 m.) es también excepcional, como lo es su frondosa copa, que a diferencia de la que exhiben mayoría de los pinsapos que hemos visto en el bosque, no es cónica, sino amplia, abierta y ramificada, proyectando una sombra de más de 200 metros cuadrados. Muchas de sus ramas son también de muy buenas proporciones y a unos tres metros Pinsapo de las Escaleretasde altura, el tronco principal se divide en tres gruesas ramas cuyo calibre se acerca a 1 m. de diámetro. Cuando nos alejamos, ladera arriba, de este umbroso paraje, la copa del pinsapo descuella entre los árboles dejando claro quién es el “señor del bosque”, y cobra aún mayor espectacularidad siendo un hito en el paisaje.

Como todo viejo árbol, el Pinsapo de Las Escaleretas también tiene una hermosa historia, como se relata en el panel informativo: “cuenta la leyenda que este pinsapo creció, como “faro y guía de los caminantes”, en el mismo sitio donde fue enterrada una señora del lugar cuya bondad y hospitalidad con los transeúntes era motivo de veneración ente los que la conocieron”.

Después de descansar un rato, admirando nuestro viejo pinsapo, tomamos un sendero, ladera arriba (la Cuesta de las Lajas), que discurre ya por zonas donde la vegetación se aclara y donde pueden verse también sabinas y, sobre todo, enebros. Apenas hemos recorrido 500 metros, llegamos a los pies de otro árbol excepcional que, en buena parte nos recuerda al que acabamos de ver. Es el conocido como “Falso Pinsapo de las Escaleretas”.

Pinsapo de las Escaleretas

El pinsapo preside con derecho propio el paraje en el que se encuentra (El Puntal de la Mesa) y sobresale en medio de la vegetación que ya no forma aquí un bosque denso. Por sus grandes dimensiones, tiene poco que envidiar a su “hermano mayor”, el pinsapo de las Escaleretas, si Falso Pinsapo de las Escaleretasbien su copa es más redondeada y cerrada y, visto desde la distancia, no ofrece tampoco los perfiles típicos que esperamos ver en esta especie de abetos. De su grueso tronco, apenas a metro y medio del suelo, arrancan enormes ramas secundarias que, vistas desde lejos, dan al árbol el aspecto de un gran candelabro. Como curiosidad, nuestro amigo Juan Manuel Grilo nos hizo fijarnos en una rama lateral que unía, a modo de peldaño de una escalera, dos de estas enormes ramas. La copa del pinsapo, en estos meses del otoño, exibe sus “ramilletes” de piñas y, a los pies del árbol, las brácteas de las piñas del año anterior Falso Pinsapo de las Escaleretastapizan el suelo.

Continuamos el sendero algo más arriba hasta alcanzar la cordal del Cerro Alcojona, dejando a nuestras espaldas las cumbres del Torrecilla y… al poco, no sin cierto vértigo, se abre ante nosotros un magnífico panorama. A nuestros pies, discurre el valle del Río Verde, que contemplamos desde aquí a vista de pájaro, flanqueado por la Sierra Palmitera, cuyas laderas desnudas guardan aún el recuerdo del incendio que hace unos años asoló sus bosques. Y a lo lejos, entre los montes y las nubes, como un espejo en el horizonte, se adivina el Mediterráneo, el mar de Málaga surcado por barcos que apenas se dejan ver entre las brumas.

Valle del Río Verde

Regresamos de nuevo sobre nuestros pasos y volvemos a detenernos a los pies de los viejos pinsapos. Dejamos atrás estos bosques y, cuando aún no nos hemos ido, ya estamos pensando en volver.


Ver El Pinsapo de las Escaleretas (Parauta) en un mapa más grande

Ver Árboles singulares "entornoajerez"...
Otras entradas sobre Flora y fauna "entornoajerez"...
De Parajes naturales "entornoajerez" hemos publicado también...
Otros artículos sobre Rutas e itinerarios "entornoajerez"...
Y de mapas "entornoajerez" ...

8 comentarios :

Juanjo dijo...

Realmente impresionante esos árboles...

franki souto dijo...

os estais haciendo cada vez más "serranos", cosa que celebro. desde aqui os invito a que paseis algún viernes por el local del club montañero: sereis bienvenidos.

Satie dijo...

Menudo paseo os daríais con Juan Ma, envidia sana me provocáis...

JRDC dijo...

Con gente como los hermanos García Lázaro uno va a Parauta, al castillo de Tavizna, a la sima y llano del Republicano,a la Garganta Verde, al Arroyo la Miel... al fin del mundo ( no hay que salir de la provincia) que diría el castizo. Vaya lujo de blog, de amigos y de paseos por la sierra.

Selu dijo...

Gracias a este blog no paro de tener en tareas pendientes un montón de rutas y de sitios por conocer, no tenía idea de la existencia de estos pinsapos, realmente impresionantes.

BLOG de MiGUeL dijo...

Realmente un blog excepcional. Dificil encontrar un conocimiento sobre Jerez con tanto detalle, tan bien explicado y documentado en fotos. Muchas gracias por vuestro trabajo. Solo un pequeño lapsus que no desmerece en nada este blog, cambiad la fecha de la aparicion de la filoxera en Jerez, habeis puesto 1984, mmm... no será 1894 ?.
Lo dicho Muchas gracias por vuestro trabajo y animo!!

garcialazaro dijo...

Gracias Miguel por los comentarios. Claro, es 1894... ha habido un baile de cifras que ya hemos corregido.

Anónimo dijo...

Qué estupensa descripción. Conozco el lugar y he disfrutado mucho otra vez al leer esto.

 
Subir a Inicio